CICY y UADY van por la generación de órganos sintéticos

Como si se tratara de una historia extraída de una novela futurista, un equipo multidisciplinario conformado por investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán (CICY) está en el umbral de generar tejido y órganos sintéticos mediante la extracción de la pulpa de los dientes, reveló Ricardo Peñaloza Cuevas, responsable del Laboratorio Traslacional de Células Troncales de la Facultad de Odontología de la Máxima Casa de Estudios del Estado.

El principal objetivo de este proyecto es generar una red de colaboración intrainstitucional e interinstitucional que estudie los factores relacionados con las células troncales y su aplicación en seres humanos.

Una de sus primeras aportaciones será revelada mediante una próxima publicación donde se establece el peso de pulpa que se necesita para lograr un resultado idóneo en la obtención de células troncales.


Los primeros resultados de un esfuerzo iniciado hace más de tres años e institucionalizado hace 18 meses con un equipo de trabajo que podría explicar en gran medida por qué el ratón de los dientes valora tanto las piezas que en la niñez, una a una perdemos.

La pulpa de los llamados dientes de “leche” y también en los terceros molares, guarda células madre capaces de crear cualquier tipo de tejido u órgano e incluso ayudar a combatir enfermedades tan devastadoras para la humanidad como la diabetes.

Los primeros resultados de esta investigación han ayudado a tener listas dos publicaciones que vendrán a establecer variantes en los protocolos para este tipo de investigaciones que a nivel mundial ya han dado frutos como la utilización de células troncales de los dientes para que puedan transformarse en células capaces de producir insulina, lo que ayudaría a personas que padecen diabetes en un futuro no lejano.

En el Laboratorio Traslacional de Células Troncales se han realizado importantes logros mediante ensayos hacia la especialización celular tales como lograr diferenciación hacia la Osteogénesis y adipocitos (tejido graso), explicó la doctora Beatriz Rodas.

“Tratamos de darle un microambiente lo más parecido posible a donde estaban y eso lo hacemos con métodos de cotizo artificial que tienen los mismos componentes del nicho donde estaban, una vez que están creciendo maravillosamente los cambiamos de nicho y les damos otros componentes que les dicen a la célula necesito que crees adipositos”, ahondó.

Esfuerzo multidisciplinario

La cabeza de este esfuerzo es el doctor Peñaloza Cuevas, quien actualmente está asignado a la Facultad de Odontología de la UADY, la cual se ha convertido en la veta de piezas dentales de donde se extrae la pulpa que guarda en su interior un gran tesoro que por años terminaba en la basura.

En un pequeño espacio de aproximadamente de seis metros cuadrados, el odontólogo de profesión con posgrados en Ciencias, junto con la doctora Beatriz Rodas, dan los primeros pasos de lo que será el futuro en materia de medicina celular y creación incluso de órganos en un laboratorio, pues las células troncales poseen la información necesaria para ser manipuladas y convertirse en cualquier tipo de tejido.

Esta historia inició hace más de cuatro años y medio, según recuerda Ricardo Peñaloza, quien recibe a La Jornada Maya en el laboratorio que hace apenas dos años era la sede del consejo estudiantil de la Facultad de Odontología.

“En realidad llevamos tres años de discusiones de ponernos de acuerdo, la idea original nace del doctor Rafael Rojas, quien es el investigador de la Facultad de Ingeniería Química, él en conjunto con ingenieros químicos y con dos catedráticas que son Beatriz Rodas y Giovany Nic Can empiezan a realizar este proyecto de investigación, en un primer acercamiento vienen de la Facultad de Odontología sin tener éxito hasta que entró el director Fernando Aguilar Ayala quien se interesó en las células troncales”, dijo.

El proceso de coordinación y repartición de responsabilidades para evitar cualquier plagio del proyecto se llevó más de dos años hasta que se logró la creación del laboratorio que por sus características tuvo que ser colocado en una de las áreas con menor afluencia de personas en la facultad de odontología.

Ruta crítica

En total más de mil dientes han sido extraídos en el área de cirugía de esa facultad, de los cuales no todos cuentan con las características propias para extraer las células troncales, pero es apenas el inicio de una ruta crítica.

De acuerdo con el doctor Peñaloza los dientes ideales para ser utilizados bajo el protocolo de la investigación, tienen que ser de pacientes que cuenten entre 15 y 25 años, sin embargo, los más codiciados son los llamados de leche, los cuales no pueden ser contaminados ni con saliva o cualquier otro agente externo.

El primer paso de esta colaboración entre diferentes facultades e instituciones de carácter científico arranca en la Facultad de Odontología donde estudiantes de posgrado realizan extracciones en el área de cirugía de pacientes que debido al tratamiento dental que enfrentan deben ser extraídos.

Posteriormente se realiza un protocolo de limpieza y resguardo de la pieza dental se coloca en una solución fisiología al .9 por ciento para lavado, para posteriormente obtenerse de la pulpa dental mediante un corte cervical, explica el doctor Peñaloza Cuevas.

La pulpa obtenida, señala Beatriz Rodas, es llevada a la Facultad de Ingeniería Química donde se realiza lavado y desinfección de la pulpa, se establece el cultivo, caracterización y ensayos de deferenciación celular.

Las células cultivadas serán llevadas al CICY para el desarrollar biomateriales naturales y sintéticos de uso en medicina correctiva y regenerativa in vitro.

En la Facultad de Veterinaria se desarrollan los protocolos experimientales, de anestesia y el cuidado animal, pre trans y post operatorios además de la implementación de cirugía in vivo.

“La idea es empezar con especies pequeñas e ir escalafonando especies más grandes, una vez que logremos el éxito en animales que no solo será en regeneración óseo creada, sino también en regenerar la vista, adipositos para determinar una solución en diabetes hay muchos caminos que estaremos trabajando en un futuro”, precisó el doctor Peñaloza.

De acuerdo con Peñaloza Cuevas la parte final de este esfuerzo será la parte jurídica y legal que estaría cargo de la Facultad de Derecho.

Afirmó que la idea es generar la aplicación de la ciencia base para la poder aplicarle para el beneficio de los seres humanos y que no se convierta en un negocio como terminan muchas de estas investigaciones iniciadas en universidades públicas.

Recursos y costos 

A pesar de ser una investigación de gran envergadura el ingenio mexicano se ha sobrepuesto a la falta de dinero y al regateo que desde el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología han sufrido los científicos de la UADY.

De acuerdo con el Peñaloza Cuevas la buena voluntad del rector José Jesús Williams y el ingenio de los estudiantes de posgrado han sido piezas angulares de que Yucatán esté en la élite de este tipo de desarrollos medico tecnológicos.

Durante la charla con La Jornada Maya el científico de la UADY comentó que durante el presente año han enviado seis proyectos los cuales han recibido el reconocimiento del Conacyt pero solo de palabra pues de dinero no se ha prometido ni acordado aún nada.

Y es que el mantenimiento de la investigación es alto tan solo un stock de insumos que necesitan para mantener vivo el proyecto tiene un costo de 200 mil pesos quinquenales, además que los equipos de última generación pueden llegar a costar hasta 10 millones de pesos.

Ante este panorama el ingenio de los estudiantes ha sido pieza angular, pues al carecerse de equipo fotográfico para documentar su trabajo de manera gráfica, las cámaras de sus celulares son los que han entrado al quite para exponer al mundo los logros de ese proyecto.

De esta manera el umbral de nuevas formas de combatir las enfermedades que por años han quitado la vida a miles de personas se gesta en la UADY, sin importar la falta de recursos, pues las ganas y el ingenio son los pilares de un sueño que con el paso de los días se convierte en una realidad.




Loading

Comparte en redes sociales

Share on Facebook
Share on Twitter
Noticias

El romanticismo se queda sin su rey

El Romanticismo pierde a su Rey: Manzanero  muere a los 86 años El Coronavirus vence al compositor mexicano más romántico del siglo XX El autor

Loading

Noticias

Vacuna china de Sinopharm, efectiva contra variantes de COVID-19

La primera vacuna china aprobada oficialmente contra el covid-19 es efectiva contra las nuevas variantes del virus, dijo uno de sus creadores este martes. La vacuna desarrollada por el laboratorio público Sinopharm junto a su filial China National Biotec Group

Loading

Deja un comentario

Calle 50 #424-A por 43 y 45 Col. Centro Mérida Yucatán C.P. 97000
Teléfono oficina 0199 9247404 
Jorge Alanis Celular 9992314824
Correo: alanisyucatan_rural@hotmail.com / radioyucatanfm@gmail.com