Comprarán más de mil hectáreas para aumentar la reserva de Cuxtal

El Tren Maya está generando en Yucatán la desincorporación de tierras ejidales para llevar a cabo el proyecto sexenal. Por lo menos, Fonatur está usando dos vías: la expropiación y la compra de tierras a núcleos ejidales.

De hecho, el gobierno federal anunció la compra de 1,102 hectáreas de tierras que se agregaría a la Reserva de Cuxtal, así como la creación de cuatro viveros con árboles para reforestar el cinturón por donde transitará el tren en territorio local.

Según la página oficial del gobierno municipal de Mérida, la reserva tiene una superficie de 10 mil 757 hectáreas y fue fundada el 14 de julio de 1993, a través de un decreto publicado en el Diario Oficial del Estado. Este espacio representa uno de los principales pulmones naturales de la ciudad. Cuenta con 474 especies de animales y plantas.

Recientemente, en septiembre pasado, Fonatur llegó a un acuerdo de ocupación de 39.7 kilómetros con grupos ejidales de Izamal (Xanabá) y por ello pagó 9 millones 343 mil pesos. La ocupación es el primer paso para la expropiación, que más adelante se concretará. De acuerdo con este acuerdo, el ejido recibió 23 pesos con 53 centavos por cada metro cuadrado.

El coordinador del tren en Yucatán, Aarón Rosado Castillo, dijo que el proyecto del tren detonará la prestación de servicios, la conectividad digital con la instalación de fibra óptica en la ruta del ferrocarril rápido y junto con programa de desarrollo, cuyos nombres no se saben aún, detonará una mejor calidad de vida de los habitantes de las comunidades.

Aunque se hace un esfuerzo para que los beneficios alcance a todo el sureste, en términos reales, el proyecto impactará mayormente a Quintana Roo, tanto en probable crecimiento de número de turistas como derrama económica.

Desde la perspectiva de ONU Hábitat, el sureste ya aparece en el radar internacional a raíz del Tren Maya y se calcula que, al ponerlo en marcha, contribuirá a mitigar la pobreza y aumentar el crecimiento económico en más de 2% en la región.

Se espera también que aumente el gasto del turista de mil 600 pesos a mil 900 per cápita diario y el turismo crecería de 1.5 millones a 2 millones anuales.

De acuerdo con los planes de la federación, el Tren Maya contribuirá a disminuir la pobreza de los habitantes del sureste y que en ningún momento se afectaría ilegalmente a los ejidos y tampoco se haría daño al medio ambiente. 

La mayor ventaja, según se puede observar, lo obtendría Quintana Roo. El representante de Fonatur en esa entidad, Lilia González Moreno admitió que la entidad muestra una clara desigualdad entre el norte y el sur. El norte recibe el 95% de turistas (15 millones de extranjeros al año) y el sur el 5%. Por eso, el Tren Maya pasaría por el sur con la clara intención de buscar un equilibrio económico entre ambas zonas de Quintana Roo.

Para mejorar al medio ambiente, Fonatur ya trabaja en la plantación de 21 mil árboles y continuará con el plan de reforestación y reconexión de áreas selváticas en carreteras y simuladores de salvamento de vida silvestre.

En campeche. Fonatur considera que Escárcega será “el corazón” del Tren Maya porque será el enlace del circuito del sureste con los 500 kilómetros de vías férreas para potenciar el turismo, el crecimiento urbano, la vivienda y el bienestar de la gente. 

En esta entidad, se trabaja en la creación de 18 parques ambientales y hay planes para mejorar el manejo de los residuos sólidos, trabajar en la restauración del corredor biológico y pasos naturales para la fauna y otros planes más.

ACOM

 605 total,  3 hoy

Comparte en redes sociales

Compartir en facebook
Share on Facebook
Compartir en twitter
Share on Twitter

Deja un comentario

Calle 50 #424-A por 43 y 45 Col. Centro Mérida Yucatán C.P. 97000
Teléfono oficina 0199 9247404 
Jorge Alanis Celular 9992314824
Correo: alanisyucatan_rural@hotmail.com / radioyucatanfm@gmail.com