Extranjeros cautivados por Kukulcán

El dios serpiente cumplió con la cita a las 16:50 horas para descender nuevamente a la tierra. En el equinoccio de primavera 2019, Chichén Itzá se transformó en una torre de babel con cientos de lenguas e idiomas congregados en un mismo punto.

Kukulcán ejerce su poder dos mil años después y de todas partes del mundo llama a sus súbditos a elevar los brazos en señal de pleitesía a la deidad principal de estos vestigios arqueológicos mayas con gran influencia tolteca.

Italianos, franceses, alemanes, hindúes y nacionales de todos los puntos de la república estuvieron palmo a palmo en una mezcla multicolor rodeados de cientos de ambulantes urgidos por colocar mercancías a cualquier gusto.

Las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia en coordinación con la Policía Federal y la Estatal, dispusieron un operativo de casi mil elementos para orquestar la logística, la cual resultó con saldo blanco, no obstante, la renuencia de algunos visitantes extranjeros a colocarse detrás de las vallas de seguridad, nadie quería perderse la toma o el “selfie”.

Martín Canché es vendedor de artesanías y con cierto aire de melancolía refirió que sus ventas no fueron similares a las de otros años. Faltaba poco más de una hora para que Kukulcán viniera a la tierra otra vez, pero la plata tampoco bajó del cielo.

El fenómeno de luz y sombras que legaron los herederos de la tierra caliente tuvo una duración aproximada a los 20 minutos y de acuerdo al personal de cultura del estado fue uno de los más prolongados y vistosos en años recientes.

A lo largo de la aparición de la serpiente en la escalinata norte, miles de manos elevaron la palma extendida para rendir tributo o cargar energía de aquel ser intangible pero siempre presente. Ni los uniformados o el personal del INAH pudieron sustraerse a la tentación de mirar con asombro al dios maya.

Los chamanes (y charlatanes) también se dieron vuelo con ceremonias y rituales de copal e incienso para saludar a la sombra de la escalinata. A lo lejos los comerciantes se rascaban la cabeza alistándose para el saldo de rebajas al momento de salida de los visitantes. Y así las camisetas de 300 pesos bajaron a la tierra también a mitad de precio, esa imperante urgencia de vender y sacar la cuenta en uno de los dos días más importantes para Chichén Itzá.

Las autopistas que conectan al corazón del mundo maya estuvieron ampliamente vigiladas por patrullas de la Federal en tanto que el acceso a las ruinas fue férreamente controlado.

Los cuerpos de protección civil y urgencias medicas dieron la buena nueva: saldo blanco en una jornada de 14 mil visitantes.

ACOM

 1,013 total,  9 hoy

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja un comentario

Calle 50 #424-A por 43 y 45 Col. Centro Mérida Yucatán C.P. 97000
Teléfono oficina 0199 9247404 
Jorge Alanis Celular 9992314824
Correo: alanisyucatan_rural@hotmail.com / radioyucatanfm@gmail.com