Impiden destrucción de patrimonio de la exhacienda Chenkú

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Ayuntamiento de Mérida clausuraron el fin de semana los trabajos de demolición de una propiedad en la exhacienda Chenkú al poniente de la ciudad.

El director jurídico del INAH en Yucatán, Arturo Chab Cárdenas, indicó que la dependencia federal logró detener, con el apoyo de la dirección de Obras Públicas de la Comuna, daños contra la propiedad que data del siglo XVIII.

Dijo que los trabajos, que incluyeron maquinaria pesada con la intención de demoler gran parte de la estructura restante, se efectuaron sin el permiso de las autoridades federales y municipales.

Según se informó, los propietarios intentaron tirar el resto de las cuatro habitaciones que están abandonadas a la vera de la avenida 27 luego de que el sábado se desprendiera una parte de la estructura como consecuencia de las fuertes lluvias.

De acuerdo con Chab Cárdenas, la propiedad no debió ser intervenida sin los debidos permisos, ya que la exhacienda está considerada y clasificada como patrimonio estatal por ser una obra edificada en el siglo XVIII.

Detalló que la exhacienda Chenkú —en maya Chenk’u pozo de Dios o pozo sagrado— está dividida en tres secciones que fueron fraccionadas incluso por calles, ya que esta propiedad se subdividió y redimensionó como fraccionamiento hace más de 25 años, en la zona poniente de la ciudad de Mérida. “El casco de la hacienda, el nicho del cuarto de máquinas y cuatro secciones edificadas pertenecen a un solo dueño”, dijo.

La entonces hacienda Chenkú fue construida en 1710 y perteneció al poblado de Chuburná, inscrita como un asentamiento de colmenas y ganado. Hoy es una residencia privada, que también se renta para eventos y fiestas y que tiene en abandono al menos dos secciones de la hacienda, una de estas fue donde se produjo la clausura.

Chenkú fue en su momento residencia del célebre historiador estadounidense Sylvanus G, Morley, explorador de National Geographic, quien vivió en Yucatán y realizó estudios e investigaciones sobre innumerables asentamientos mayas, así como aportaciones y los primeros dibujos de distintas zonas arqueológicas en la zona peninsular a principios del siglo XX.

Con tres siglos de historia, la exhacienda Chenkú ha transitado por varios dueños, desde su propietario constructor José Ignacio Rivas Chacón, en la segunda década del siglo XVIII, hasta la mitad del siglo XX, cuando se adjudicó a dos empresarios locales que ahora son los propietarios.

Según detalló el director jurídico del INAH, los propietarios deberán pagar una multa y restituir los muros y paredes derribadas por la maquinaria pesada, ya que, al no notificar a los trabajos a las autoridades, se incurrió en daño a la propiedad patrimonial del estado, por lo que estarían sujetos a un acto judicial, además de una multa por parte del gobierno estatal.

ACOM

 3,332 total,  5 hoy

Comparte en redes sociales

Compartir en facebook
Share on Facebook
Compartir en twitter
Share on Twitter

Deja un comentario

Calle 50 #424-A por 43 y 45 Col. Centro Mérida Yucatán C.P. 97000
Teléfono oficina 0199 9247404 
Jorge Alanis Celular 9992314824
Correo: alanisyucatan_rural@hotmail.com / radioyucatanfm@gmail.com