MÉRIDA, CIUDAD MÁGICA

Llegué, ví, me gustó y me quedé.