La niñez yucateca tiene poco que festejar ante escenarios de violencia

En opinión de la investigadora y docente, Ligia Vera Gamboa, el panorama en que se desenvuelve y viven los infantes yucatecos es muy oscuro y hay pocas cosas que celebrar en el Día del Niño.

La integrantes del Centro de Investigaciones Regionales (CIR) “Dr. Hideyo Noguchi” de la Universidad Autónoma de Yucatán destacó que los altos índices de violencia familiar, las agresiones sexuales, los problemas de obesidad infantil, problemas de desnutrición y las alarmantes cifras de embarazo infantil, son temas que la sociedad trata de esconder y celebrar una fecha nada más.

Son cifras contundentes, expuso, son datos que nos obligan a reflexionar y atender con urgencia y si bien, el gobierno busca soluciones, los problemas no se resuelven, sino que por el contrario crecen y de multiplican lastimando un alto número de infantes y adolescentes que viven en pobreza, sin poder expresarse en su lengua materna y sin recibir los beneficios que le otorga y confiere la ley.

“No hay mucho que celebrar, esto pasa cada año y seguirá ocurriendo porque la sociedad no advierte más que lo inmediato y olvida o desdeña las condiciones en la que viven otros cientos de seres humano” puntualizó.

Vera Gamboa dijo que Yucatán no es el sitio agradable e ideal para la niñez, ya que las cifras por agresiones escolares aumentan notablemente, las estadísticas que se acumulan sobre violencia familiar son cada día más altas.

Poco o nada logramos como sociedad dar una cara sonriente por una fecha comercial, si los problemas que verdaderamente impactan y dañan a cientos de miles de menores no se contienen, reflexionó.

“Los datos nos dicen que las políticas públicas del gobierno son un fracaso, que no se han logrado metas específicas en tareas tan apremiantes en materia de salud, educación y justicia para atender los niños yucatecos. En problema solo crece y no se atiende” abundó.

La investigadora dijo que urge trabajar en muchas vertientes, pero el primer paso que es necesario dar es terminar con la violencia que sufren en las casas, en las escuelas, en los medios de comunicación que insisten en modelos sociales ajenos a las condiciones de los niños yucatecos.

“Muchos de estos problemas tienen que ver con el ejercicio de autoridad que se imprime en la vida de estos niños, por ello, el llamado a autoridades, padres de familia, docentes y entidades ciudadanas a mantener el trabajo de protección, seguridad y desarrollo de la infancia de nuestro estado” comentó la entrevistada.

ACOM

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja un comentario