Especialistas sugieren aplicar el tamiz cardiológico a infantes

De los cerca de 38 mil niños que nacen en Yucatán anualmente, unos 300 presentan padecimientos de cardiopatías, es por ello, que es indispensable tener mecanismos de detección temprana de estos males y dar pronta atención.

Los médicos Joan Johnson Herrera y Oscar Jesús Gutiérrez Camarena, especialistas en pediatría cardiovascular infantil del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY), destacaron la necesidad de aplicar el tamiz cardiológico para prevenir padecimientos y problemas de cardiopatías en neonatos.

En entrevista, destacaron que entre un 20 y 30 por ciento de los casos cardiológicos infantiles se detectan a tiempo. Es importante observar, que un tratamiento para estas complicaciones puede costar en un hospital privado hasta 80 mil pesos.

Por separado, los galenos dieron a conocer avances significativos que se han logrado en el HRAEPY en atención de infantes con cardiopatías.

El doctor Johnson Herrera destacó que solo dos instituciones médicas de la región peninsular disponen de los equipos médico, el instrumental y la infraestructura hospitalaria para atender este tipo de padecimientos y son el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Hospital Regional de Alta Especialidad de Yucatán.

Dijo que las cardiopatías infantiles son multifactoriales y en México se realizan muy pocos trasplantes de corazón infantil. Por ello, es importante atender los problemas de los niños que resulten con algún tipo de problema cardiológico y buscar su pleno desarrollo e integración social.

Si un padre de familia detecta que su hijo que es poco activo, débil y se agota en su desempeño cotidiano puede tener un problema cardiológico y es importante atender de manera inmediata.

Por su parte, el especialista Gutiérrez Camarena destacó que los casos de cardiopatías suelen ser muy complejos, pero es indispensable identificar a tiempo estos defectos o condiciones orgánicas para que los niños tengan una mayor oportunidad de vida.

En las zonas urbanas es posible acudir al médico y ser canalizados con un especialista, pero en el caso del medio rural esto es mucho más complicado, porque incluso hay médicos generales que no logran detectar estas afectaciones y los niños mueren sin tener un claro indicio de la causa de estos decesos.

Agregó que es importante concientizar a los padres de familia de que al nacer un niño debe ser sometido a serie de exámenes que le permitan detectar posibles afectaciones de este tipo a través de estudios de ultrasonido fetal y un tamiz cardiológico.

En algunos hospitales privados, estas pruebas pueden costar hasta 2 mil pesos, pero en los hospitales públicos son mucho más económicas. De la misma forma, agregó, una intervención operatoria para un infante con problemas cardiopáticos puede costar entre 80 mil hasta 1 millón de pesos.

 2,325 total,  7 hoy

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja un comentario

Calle 50 #424-A por 43 y 45 Col. Centro Mérida Yucatán C.P. 97000
Teléfono oficina 0199 9247404 
Jorge Alanis Celular 9992314824
Correo: alanisyucatan_rural@hotmail.com / radioyucatanfm@gmail.com