Sindicato de Pemex expulsa a su líder Romero Deschamps

Luego de que el líder del sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps obtuvo un amparo contra una detención en su contra, integrantes del sindicato petrolero que forman parte del Frente Nacional Petrolero, convocaron a una convención extraordinaria del sindicato y en la que avalaron la expulsión del líder sindical.

Enseguida, nombraron a Sergio Carlos Morales Quintana, líder del Frente Nacional Petrolero, como nuevo dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

Armando Jurado, asesor legal del Frente, indicó que desde hace varios meses, a la par de las denuncias penales que presentó esta agrupación ante la Fiscalía General de la República contra Romero Deschamps por administración fraudulenta y por no transparentar recursos, iniciaron un proceso en las instancias internas del sindicato, pero al no ser atendidos, obtuvieron la opción legal de convocar a un proceso extraordinario como el realizado este miércoles de acuerdo a los estatutos del sindicato.

Sin embargo, el área de comunicación del STPRM afirmó que el proceso fue ilegal por lo que no tendrá efectos.

Dentro de la convención realizada en la Ciudad de México con integrantes de las 36 secciones del sindicato, avalaron designar un alto jurado el cual aceptó una serie de pruebas de posibles delitos cometidos por Romero Deschamps, y aprobó su expulsión del sindicato.

Tras ello, y luego de un proceso con tres candidatos en total, avaló por mayoría de votos los presentes que Morales Quintana ocupe este cargo.

El asesor legal del Frente detalló que en menos de diez días entregarán el acta a la STPS la cual aún deberá ratificarla para darle legalidad al proceso, o en su caso rechazarla.


Resultado de imagen para deschamps

Romero Deschamps tiene a familia y amigos en la nómina de Pemex, y cobran sin trabajar: petroleros

“Nosotros estamos atentos a lo que suceda con Romero Deschamps, en el caso de Salamanca, todas las propiedades de la organización sindical han venido siendo privatizadas y hoy son propiedad de familiares y amigos de Romero Deschamps, lo mismo que de funcionarios del sindicato de Pemex, como es el caso de la funeraria sección 24, gasolineras, instalaciones, ranchos, tiendas de los que hoy son socios su mujer y cuñados”, dijo en entrevista Juan Carlos Chávez González presidente de Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros A.C (ANDTP).

Carlos Romero Deschamps ha sido señalado de corrupción durante años, pero ni los gobiernos de Acción Nacional (PAN) ni los del Revolucionario Institucional (PRI) han actuado contra él. Todo lo contrario, Vicente Fox le perdonó desvíos por mil millones de pesos en el proceso electoral 1999-2000 y con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto ganó el mote del “jeque mexicano”.

Sin embargo, en este sexenio su situación podría cambiar: La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó esta semana al menos dos denuncias en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR) y bloqueó las cuentas del líder petrolero, así como de sus hijos Paulina, Alejandro y Juan Carlos Romero Durán, según información difundida en la prensa nacional.

Pero las acusaciones contra Carlos Romero también están por otro frente, el de los trabajadores petroleros, incluso los que pertenecen a su sindicato.

El 27 de febrero el Frente Nacional Petrolero presentó una denuncia en contra de Romero Deschamps por su administración fraudulenta en el sindicato y por no transparentar los dineros que le ha dado Pemex a los dirigentes gremiales. El 15 de julio los trabajadores presentaron más pruebas ante la Fiscalía para validar la denuncia contra el líder petrolero.

“Ahorita está el proceso de revisión de pruebas ante la Fiscalía, lo importante es que hay Estado de derecho, que están trabajando las autoridades conforme a derecho, eso es algo que estábamos esperando los trabajadores petroleros. Esperemos que los días le queden contados a Romero Deschamps al frente del sindicato, creo que existe la voluntad del gobierno y si toso es conforme a Derecho todo tiene que salir para bien de México”, mencionó Sergio Carlos Morales Quintana, coordinador general del Frente Nacional Petrolero.

Morales Quintana también denunció la protección que se le daba a Carlos Romero Deschamps en los sexenios pasados y que le permitieron acumular su riqueza:

“Le estamos exigiendo a la Fiscalía que transparente los recursos del sindicato porque ese dinero es del erario, es de los mexicanos. Los gobiernos del PRI y PAN le han entregado al sindicato de Pemex mucho dinero, pero no para nosotros los trabajadores, sino para los líderes, porque ese dinero era para gastos de ellos”.

El martes, un Juez federal, con sede en el Estado de México, otorgó una suspensión definitiva a Carlos Romero, por lo que no podrá ser detenido por la Fiscalía. Los petroleros acusan que todavía hay complicidad entre Romero Deschamps y el Poder Judicial.

“Todavía hay complicidad entre Romero Deschamps y el Poder Judicial, estamos viendo que un juez acaba de suspender cualquier orden de aprehensión en su contra, todavía sigue habiendo jueces corruptos”, destacó Óscar Solórzano, vocero nacional de Sindicato Petroleros de México (Petromex).

Sin embargo, esperan que en este sexenio se termine el cacicazgo de Romero Deschamps, quien lleva 26 años al frente del sindicato.

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana cuenta con la “Cláusula 251” en la que Pemex pone 12 trabajadores al servicio de Carlos Romero y se les debe pagar salarios, prestaciones y viáticos.

Estos 12 trabajadores, cuyos cargos son los de “comisionados”, cobran de entre 160 y 180 mil pesos mensuales y sus salarios son devengados por Pemex y no por el sindicato.

Los comisionados al servicio de Deschamps, entre los que se encuentran su hermana Esther, sus cuñados Álvaro y Guadalupe Durán Limas, y su sobrina Ana Luis Aguinaco, entre otros, no tienen una función específica y pueden ser secretarios, guaruras o choferes

“Romero Deschamps tiene a su servicio 12 comisionados nacionales y no tiene que explicar ni qué hacen ni para qué los quiere, pueden ser secretarios, guaruras, choferes”, explicó Juan Carlos Chávez González, de la ANDTP. “Ellos cobran alrededor de entre 160 y 180 mil pesos mensuales y sus salarios son devengados por Pemex y no por el sindicato”.

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja un comentario